En la Patagonia Chilena donde está el Estrecho de Magallanes, La Tierra del Fuego y Las Torres del Paine, se encuentra la mayor cantidad de Ovinos de Chile. Este territorio abarca grandes extensiones de praderas naturales, aguas limpias, libres de contaminación en donde no se emplean agroquímicos ni pesticidas, lo cual junto al clima frío característico de la zona, al aislamiento geográfico y la explotación extensiva donde no se emplean promotores de crecimiento, aseguran que la carne del cordero de esta área, sea más tierna y magra, con una gran aceptación en los mercados internacionales.